GRUPO SAN RAMON
GRUPO SAN RAMON

Grupo San Ramón logra abastecerse con biogás de las heces de sus vacas


19-08-2011 19:44

En un comunicado, esta empresa ha señalado que la actividad de su planta de biogás ha logrado evitar la emisión de 17.000 toneladas de dióxido de carbono al año y convertirse así en la primera granja con un balance de 'carbono cero', gracias al tratamiento de las heces de su ganado para la generación de gas y electricidad.

Cerca de 2.100 de estas toneladas corresponden a la generación de electricidad y 15.000 al tratamiento del estiércol contaminante, puesto que los directores de esta granja calculan que cada vaca produce diariamente la energía que consume al día un hogar medio en España y el equivalente a 75 metros cuadrados de placas fotovoltaicas.

El socio director de la compañía, Miguel Ángel Garcerá, ha indicado que el objetivo de la compañía es que el impacto de la actividad agraria sobre el medio ambiente sea cero al "evitar emisiones contaminantes a la atmósfera" por ser "capaces de gestionar al día unas 80 toneladas de estiércol, elemento productor de metano".

Aunque la creencia popular es que el metano producido por sus heces contribuye al calentamiento global, Garcerá ha destacado que los excrementos de estas vacas contribuyen "a todo lo contrario, que es generar una energía sostenible que evita emisiones de dióxido de carbono y que permite a esta granja autoabastecerse energéticamente".

Además, la granja también logra producir electricidad y gas de una fuente renovable porque "la planta dispone de un sistema de cogeneración, o de recuperación de calor del motor y su uso supone un ahorro de 51 millones de litros de gas natural".

Para la generación eléctrica, las instalaciones tienen una potencia de 0'5 MW de producción y, debido a que la planta trabaja de manera continua, se generan alrededor de 4'38 GWh eléctricos al año.

"Así, somos capaces de crear más de cinco veces la electricidad que toda la granja necesita en un año, por lo que podemos vender el excedente", ha continuado Garcerá.

Por otra parte, la planta de tratamiento de biogás también colabora en la gestión de los subproductos de la industria agrícola valenciana, al utilizar paja de arroz o pulpa de naranja en el proceso de obtención de energía.

Respecto a ello, Miguel Ángel Garcerá ha destacado que "el objetivo es que sea capaz de resolver algunos problemas que, tanto en la industria valenciana como en nuestra área de influencia existen".

"Por eso, también se introduce la pulpa de naranja, principal subproducto de las industrias de transformación de esta fruta", ha explicado el socio director de Granja San Ramón, una de las primeras empresas en España que instaló una planta de biogás asociada a una granja de vacas.

Garcerá ha informado que en la actualidad existen unas diez plantas de este tipo en España, y ha augurado que esta clase de instalaciones "se triplicarán durante los próximos tres años al tratarse de una fuente de energía limpia que puede introducirse para crear sinergias con la actividad productiva".

Agencia EFE. 

Sobre nosotros